Home / HOMILIAS / Homilia del domingo 22 de marzo 5 domingo cuaresma

Homilia del domingo 22 de marzo 5 domingo cuaresma

LA HORA DE JESUS

Los gentiles insistían en ver a Jesús. Es la misma inquietud de los hombres de nuestro tiempo. ¡Jesús no pasa de moda! Hay períodos de la historia particularmente señalados por la sed de descubrimientos; pero también en la vida de cada hombre llega “la hora” de buscar la respuesta definitiva a los interrogantes de la vida. La hora de Jesús está señalada por el dolor como condición de fecundidad.

Hermanas y hermanos:

  1.  Unos gentiles se acercan a Felipe para rogarle: “Queremos ver a Jesús“. Se nota la urgencia de experimentar un feliz encuentro con el mismo Dios ¿No es éste también el ruego que, con urgencia clamorosa, nos hacen llegar a los creyentes millones de hombres de nuestra época? “El Evangelio todavía tiene algo que decir a la humanidad”, aseguraba Roger Garaudy, filósofo marxista que se convirtió al catolicismo. Jesús sigue interesando vivamente a los hombres que, aun sin saberlo, están clamando por El y por su Evangelio. Él ya lo había profetizado: “Atraeré a todos hacia mí”.
  2.  La vida de Jesús sigue atrayéndonos, porque es una vida totalmente entregada al Padre y a los hermanos. ¿Quién es capaz de amar y de entregarse de este modo, hasta este extremo? ¿Seremos capaces de seguirle en la entrega de toda nuestra vida? ¡Qué profundas son sus palabras: “El que se ama a sí mismo se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo se guardará para la vida eterna“! ¿Sabremos captar todo el dinamismo de amor que pueden y que deben engendrar en nosotros estas palabras?
  3.  Ha llegado la hora de Jesús.  Para Juan, la hora de Jesús es su muerte. Es la hora que descubre el sentido de toda su vida y su mensaje y es el momento de su triunfo porque con ella lleva a cabo la misión que Dios le encomendó .

La muerte de Jesús es antesala y camino de su exaltación. Por la cruz a la luz, por la muerte a la resurrección. Paradójicamente la gloria de Dios, está en su muerte. Y ¿cuál tiene que ser nuestra hora? La misma de Jesús: Ser grano de trigo. Morir para dar fruto, perder para ganar, escoger lo que es débil para confundir lo que es fuerte.

Hermanas y hermanos: “Quisiéramos ver a Jesús” Es la exigencia más urgente del mundo de hoy. Nos toca a nosotros los “buscadores de Dios“, satisfacer esta pretensión legítima. Deberíamos estar preparados para implicar a los otros en esta aventura fascinante. Es “nuestra hora” cuando descubrimos  a Jesús y por él ponemos un “orden nuevo” en nuestra vida: el de ser santos, amando a Dios sobre todas las cosas y entregándonos a nuestros hermanos para que ellos también lo sean. Tenemos que sentir ansiosamente el deseo de Dios y ser espejo para reflejarlo. “Bienaventurados los limpios de corazón“.

 

Padre Roberto Mena ST

About Sandy Productions

Promotor Artistico, Web Master, Creador y Administracion de Paginas Web, Emisoras, Pautas, Publicidad, Voz Comercial, Redes Sociales y mas.
www.Elpalomusical.com
www.DeliciaFM.net
Contacto: whatsapp (829)-286-0491
elpalomusical@gmail.com

Check Also

Papa Francisco a la Orden de Predicadores.

Fray Gerardo Arias, O. P. Hoy les presento la homilía del Papa Francisco dirigida a …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: