Home / NOTICIAS / Misericordia

Misericordia

P. Dr. Isaac García De la Cruz | [AdSense-A]El tema sobre la misericordia es atractivo en todos sus aspectos. Muchos son los motivos para hablar de la misericordia de Dios; de hecho, la Palabra de Dios es la na­rración de la misericordia de Dios para con su Pueblo.

[AdSense-C]Las Sagradas Escrituras, en hebreo, traen tres palabras cuyo significado está estrechamente ligado a la acción misericordiosa de Dios: hen (inclinarse), hesed (mirar con amor) y raham-im (seno materno – entrañas maternas). Providencialmente el salmo 50, llamado el “miserere” o salmo de la Misericordia, contiene las tres pala­bras. Miradas someramente parece­rían muy distantes una de la otra, sin embargo, más que tres palabras son tres aptitudes que señalan el ser más profundo de Dios: su amor por la humanidad.

La aptitud de inclinarse revela la acción de una persona supuestamente más fuerte que se inclina para proteger, cuidar y ayudar a una más débil. El ejemplo más típico aquí es el gesto tierno de la madre y su hijo. Fijar los ojos con amor sobre alguien es señal de complacencia, de acogida, de un amor infinito. Es lo mismo que decir: “Hallar gracia delante de alguien”. En la Biblia, Noé halló gracia delante de Yahvé (Gén 6,8); Ester ante el rey Asuero (Esth 5,8); la Virgen María ante Dios (Lc 1,30).

La tercera aptitud es profundamente femenina. Hablar de las entrañas maternas es hablar de mujer. Isaías, 700 años antes de Jesús, nos trae el texto donde Dios se compara a una madre: “¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido” (49,15).

Muy en sintonía con ese versículo, fueron las palabras del efímero papa Juan Pablo I, las cuales sona­ron como un trueno en verano, cuando en una de sus pocas alocuciones afirmó: “Somos, por parte de Dios, objeto de un amor insuperable. Lo sabemos: Él tiene siempre los ojos abiertos sobre nosotros, incluso cuando nos parece que es de noche. Él es Papá; más aún, es Madre. No quiere hacernos mal. Sólo quiere hacernos bien a todos. Y los hijos, si están enfermos, tienen más motivos para que la madre les ame”.
Dios se da a la humanidad en forma gratuita, es don, es misericordia. Se abaja en su infinita bondad para encontrar al ser humano, para hacer tienda juntos, para subir al Gólgota y brindarle la vida definitiva. Todo ello por una sola razón: “porque Dios es amor” (1Jn 4,8).

About Sandy Productions

Promotor Artistico, Web Master, Creador y Administracion de Paginas Web, Emisoras, Pautas, Publicidad, Voz Comercial, Redes Sociales y mas.
www.Elpalomusical.com
www.DeliciaFM.net
Contacto: whatsapp (829)-286-0491
elpalomusical@gmail.com

Check Also

Descargar: Raphy Rey – Me Toco Me Toco

Relacionado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: