Home / REFLEXIONES / QUIERO SER TU TEMPLO, SEÑOR

QUIERO SER TU TEMPLO, SEÑOR

Para que, en el sagrario de mi corazón,

habites y hables dándome el calor de tu Palabra.

Quiero, Señor, que vuelques la mesa de mi orgullo

y sea dócil al soplo de tu Espíritu.

Sí, Señor;

quiero ser un templo de tu presencia

para que levantes en mí la verdad y la justicia

la paz y la alegría, el amor y la misericordia.

Un edificio en el que sólo tengas cabida Tú

y, donde las piedras,

tengan el sello del perdón y la esperanza.

Un rincón en el que puedas reinar

y sentirte a gusto, un templo de tu propiedad.

Sí, Señor;

quiero ser un templo

del cual te puedas sentir orgulloso,

en el que no exista suciedad ni comercio alguno

en el que, Dios, quiera siempre vivir y nunca marcharse.

Quiero ser tu templo, Señor

Edificado sobre tus diez mandamientos

Señalado con la cruz redentora

Fortalecido con la sabiduría divina

Rejuvenecido por tu Gracia.

Sí, Señor;

si Tú quieres

deseo y te pido me hagas templo vivo

para que, un día y contigo,

aun siendo destruido por la muerte

pueda resucitar de nuevo.

Amén

 

About Rafael Taveras

Check Also

Fray Gerardo Arias, O. P. Al rededor de las ocho de la noche.

Relacionado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: